Laurel, que te quiero ver

LAUREL, QUE TE QUIERO VER

Como todos nuestros seguidores de Dúrcal saben, en semana santa, la noche del sábado al domingo de resurrección, los chicos del pueblo, cantan serenatas y les dejan a las chicas las ramas de algunas plantas en la puerta de sus casas.

Para todos aquellos que no sois de mi pueblo, os cuento, que es una tradición muy antigua y bonita, con la que se hace llegar un mensaje a la persona amada, o no tan amada, a través de las plantas.

Según la planta que se deja en su puerta, se transmite un mensaje u otro, por ejemplo:

  • Laurel, que te quiero ver.
  • Azahar, que me quiero casar.
  • Cerezo, que te quiero dar un beso.
  • Olivo, que de ti me olvido.
  • Sarmiento, que me arrepiento.
  • Higuera, que te quedas soltera.

En sus orígenes estaba totalmente justificada, ya que la comunicación entre los hombres y las mujeres jóvenes era bastante limitada y de esta manera y a través de lo que era como un juego, los chicos les hacían llegar mensajes a las chicas y en cierta forma le declaraban su interés por ellas. Con el paso del tiempo y los cambios culturales en este sentido, esta tradición se ha ido perdiendo.

Si tuviera que elegir una planta sería el laurel, que te quiero ver, porque me gusta el mensaje y porque luego siempre se puede aprovechar en la cocina o en el hogar.

Algunas de las propiedades del laurel son:

  • Estimulante del aparato digestivo, carminativo y hepático
  • Expectorante bronquial para la gripe
  • Circulatorio
  • Antirreumático
  • Regulador de la menstruación
  • Diurético

Además del uso culinario, el laurel también se puede utilizar para evitar que los insectos como cucarachas, hormigas, polillas… se cuelen en tu despensa, ya que odian profundamente su olor, por eso es conveniente tener algunas hojas sueltas.

O podemos usarlo como ambientador para los armarios o quemarlo en un recipiente para purificar los ambientes.

Laurel en hoja

Deja una respuesta